miércoles, 14 de mayo de 2008

Decretos y leyes

Durante su gobierno, se puede considerar que el decreto más importante de Antonio Guzmán Blanco es el Decreto de la instrucción pública.
Promulgada el
27 de junio de 1870, el Decreto de Instrucción Pública, pone la responsabilidad de la educación popular en manos del Estado, con lo cual se completa "la figura jurídico-educativa del estado docente, que comenzó a formarse desde los comienzos mismos de nuestra república". Mediante este decreto divide a la educación del venezolano es dos etapas: la primario o universal, que la Ley exige a todos los venezolanos y que los Poderes Públicos están en el deber de dar gratuitamente; y la instrucción libre o voluntaria que comprende los demás conocimientos que los venezolanos quieran adquirir en las demás ramas del saber humano.
Para controlar la aplicación de él,
creó una estructura administrativa constituida por la Dirección Nacional de Instrucción Primaria, adscrita al Ministerio de Fomento; y Juntas Superiores en las capitales de Estado; Juntas Departamentales en las cabeceras de Departamento; Juntas Parroquiales en cada parroquia; Juntas Vecinales en los pueblos y caseríos. Al margen de tales organismos y para colaborar con ellos de modo directo y estrecho, funcionarían, además, Sociedades Cooperadoras constituidas por todas aquellas personas que quisieran prestar protección a la instrucción primaria.
Sin embargo, también promulgó otros decretos y leyes, por medio de los cuales realizó acciones como:
  • La creación del bolívar de plata como unidad monetaria nacional (31.3.1879)
  • La declaratoria oficial del Gloria al Bravo Pueblo como himno nacional (1881)
  • La realización del II Censo Nacional
  • La introducción del servicio telefónico en la línea Caracas-La Guaira.

Asimismo, una vez apartado del gobierno, desde mediados de 1887 hasta julio de 1889, concentró Guzmán sus esfuerzos diplomáticos en la solución del conflicto de Venezuela con Inglaterra por los límites de la colonia guayanesa, planteando al Gobierno británico que la frontera se fijará en el río Esequibo.